domingo, 4 de mayo de 2014

VIÑA 105

Nombre: VIÑA 105

Añada: 2011

Denominación de Origen: CIGALES


Uva: Tempranillo y Garnacha
Precio aprox.: 6,10€ en Celler Can Dani

Hasta Cigales me he tenido que desplazar para presentaros, el primer vino de para mi el primer “Enologo Freelance” o lo mas parecido, Telmo Rodriguez.
Telmo Rodríguez fue para mí como una especie de innovador en el mundo de los de vinos, un “freelance” a su modo, a su modo digo porque lo que hizo fue extender su marca por terreno español, creo que en aquella época los llamaban Flying winemakers. Es un enólogo que allá por el año 2000 en mi añorada y extinta Lavinia Barcelona empecé a conocer a través de sus vinos. Mi filosofía era la de buscar esos vinos económicos de excelentes RCP y el, es un genio en esa gama, para que os hagáis una idea de cómo es y no daros la chapa dejo un enlace a una entrevista publicada en El Mundo para que lo conozcáis mejor.

Viña 105 es un vino tinto en una zona de rosados, Cigales es conocida de sobras en el mundo del vino por sus excelentes rosados, que en época de filoxera se llevaban a las mejores regiones de Francia. Sin querer engañarnos, incluso desde La Compañía de vinos Telmo Rodriguez comentan que su idea era, la de crear un rosado pero viendo la calidad de la uva tinta que tenían, apostaron por un tinto joven con excelentes resultados. Con un ensamblaje de Tempranillo y Garnacha, nos topamos ante un vino diferente, de curioso carácter y que enamora al primer trago. A mi me encandilo, y no queiro condicionaros ya que pienso de el que es diferente, tiene un noseque que lo hace singular y eso es difícil de encontrar hoy en dia, parte d ela culpa creo esta en que esta añada es la 2011 y ahora estan por la 2012, es un vino que en cuatro años da todo, pero ahora esta en un momento de forma genial, vamos a ver que me aporto y me dejo de sentimentalismos:

A la vista tiene un color rojo picota de capa media, con un borde granate de menisco glicérico, dejando una lágrima fina y uniforme.

En nariz se marcan los frutos rojos bien maduros, notas minerales en un fondo dulzón a mermeladas, acompañada de hojarasca y sotobosque. Goloso.

Frutal en boca, frutos rojos bien definidos y maduros, tras de si aparecen unas notas sorprendentes, anisados, sotobosque húmedo, romero y lavanda, setas de temporada ocultas bajos el musgo y las hojas húmedas. Entrañable boca llena de recuerdos. El trago se alarga y el retro nos devuelve esas fantásticas sensaciones. Estupendo!

Lo primero que vino a mi mente, fue saltear unos Rovellons (Niscalos) en la sartén, con un toquecito de romero, sal y buen aceitito, dejar que se hicieran bien y disfrutar como un bellaco junto a una buena copa de este vino, que genial!, que estupendo!. Amo abiertamente estos vinos evocadores, se hacen y dejan querer, y a mi me cuesta mas bien poco.
Si queréis pasar un estupendo rato, si buscáis acompañar vuestras setas de temporada favoritas, algún plato de caza o puchero ancestral, tenéis vuestro vino por muy poco, con una excelente RCP haciéndoos disfrutar desde el primer momento hasta el final y dejándoos disfrutar todo el rato, y eso lo se:

Porque yo, ya lo he hecho!