domingo, 19 de enero de 2014

FINCA CABIROL 321

Nombre: FINCA DEL CABIROL/ NEGRE 321

Añada: 2013

Denominación de Origen: COSTERS DEL SEGRE


Uva: 70% Tempranillo/ 30% Syrah
Precio aprox.: 5,95€ en Celler de Gelida

Siempre he sido gran defensor de nuestros vinos jóvenes y también de una variante, que es los vinos “Novell” o jóvenes recién salidos de la vendimia. Coincide que en esta época en la mayoría de regiones del país, se realiza la matanza que es un motivo de celebración y festividad, como no en estas celebraciones lo que mas corre es el vino, resulta que hace poco hemos vendimiado y tenemos unos vinos jóvenes que aun no se han criado, que tienen pocos días de maceración y que son una poesía a la fruta.
Olvídense de los Beaujolois Noveau, pásense a los vinos “Novell” jóvenes afrutados, exultantes de vida, tanto que la mayoría aun conservan carbónico de la maceración, son chispeantes sin llegar a un espumoso evidentemente, pero a mí me chiflan. “Novell” es el nombre que le ponemos en Cataluña, desconozco que otro nombre aparte de joven se utiliza en el resto del país, lo que si que es significativo o comparativo, es buscar jóvenes de esta añada (ahora 2013) de Maceración Carbónica, maceración que se utiliza para provocar en la uva, la mayor expresión de fruta de la variedad evitando la tanicidad. En definitiva son chucherías de vino, que harán las delicias de todo el mundo.

Hoy os presento uno de estos vinos llegado desde la DO Costers del Segre, se trata de Finca del Cabirol o Cabirol Negre 321 o ambas, aun no me queda claro. Pertenece al Celler Mas Ramoneda, situado en Artesa de Segre (Lleida) zona del pre-pirineo a una altura de 400-500 metros con un micro clima capaz de generar unas diferencias de 30º de temperatura entre el día y la noche. 
Finca del Cabirol es su vino “Novell” y me ha encantado, se disfruta de principio a fin, es divertido, encantador, pero será mejor que os comente que encuentro en este vino a fin de explicarme mejor:

En copa muestra un rojo guinda exultante con un corazón carmín, lleno de irisaciones y juegos de brillo con unos reflejos púrpura en la superficie precioso.

En nariz explota en frutas rojas, fresas, frambuesas, mermelada de arandanos y fresa, especias al medio y un deje a chicle cheiw de fresa ácida.

En boca entra fresco, suave, agradable y jovial, tiene una punta punzante debido al carbónico, me encanta! Mucho volumen, frutos rojos, mermelada, chicle, toques lácteos y chupa chups de Kojack. Todo con muy buena estructura, acidez corta, no me importa y final especiado.

Recordad, “Vi Novell” o vino joven, ahora es el momento de tomarlos, no busquemos fuera lo que ya tenemos en nuestro país, se hace con el mismo mimo, cariño y alegría que en otras partes o más. Reuníos unos diez, veinte o cientos de amigos y familiares para disfrutar de las celebraciones que antaño marcaban estas fechas y descorchad estos vinos, veréis como los problemas son menos y toman otros derroteros, ya que la alegría de estos vinos es contagiosa dejándonos solo un objetivo:

Disfrutar, porque yo… ya lo he hecho!