jueves, 21 de agosto de 2014

MANZANILLA PASADA PASTRANA

Nombre: MANZANILLA PASADA PASTRANA

Añada: 2002/ 2004 (estimación aprox.)

Denominación de Origen: Manzanilla de Sanlúcar de Barrameda


Uva: 100% Palomino
Productor: Hidalgo La Gitana
Precio aprox.: Entre 9/10€
Cata by: Eduard Borrull (@cellercalmarino)


Hoy tengo el honor de presentaros una nueva sección del blog, será algo así como “La cata de…” o “Quien viene a catar a casa!” Aun no lo he decidido, se aceptan sugerencias mientras tanto.
La sección en cuestión responde un poco al hecho, de que me he cansado de mí mismo (un poco tarde ya lo sé, pero lo bueno es darse cuenta) además, el vino esta para compartir y no guardarlo tal Gollum cirrótico. Así que pensando un poco (muy pocas veces) decidí compartir los vinos que me gustan con amigos y además forzarlos a que hagan sus notas de cata, da igual que sean del mundillo o no, que sepan o no, lo único que busco son sus sensaciones y evidentemente, saber si la elección que he hecho para ellos es de su agrado.

Con todo esto buscaba escaquearme y trabajar menos para el blog, aún no he conseguido que nadie me haga el post (tiempo al tiempo) pero mientras, disfrutaremos de un aire diferente en él.

Hoy le ha tocado el turno a Eduard Borrull, dueño y señor de Celler Cal Marino. Principalmente fui a por el por tres razones:

1 Porque todo lo que tiene de grande, lo tiene de corazón y no me iba a dar una negativa por respuesta.

2 Porque es un pirado de los vinos Finos y Generosos como yo.

3 Porque era el único en Barcelona en pleno agosto.

Ah! Y una cuarta, así iba al garito y me ponía fino filipino.

El vino que Edu y yo os presentamos hoy, es la Manzanilla Pasada Pastrana de Hidalgo, bodega situada en el marco de Sanlúcar de Barrameda. Fundada en 1972 por Don José Pantaleón Hidalgo, es una de las más antiguas bodegas del marco y la mayor productora de manzanilla. Cinco generaciones avalan una dedicación a esta bodega, que ha día de hoy sigue siendo principalmente dirigida por la familia.

La Manzanilla Pasada, suele ser una Manzanilla que ha pasado un tiempo superior a los 10 años de envejecimiento. En este caso, Hidalgo hace pasar a este vino una crianza biológica y después un paso semi-oxidativo de 12 años. Procedente del Pago de Miraflores, recibe su nombre de donde se recoge la uva, unas pequeñas hectáreas llamadas Pastrana, singular vino de procedencia y producción pequeña.

Dicho esto, es un vino de los que hacen enamorarte del marco de Jerez. Un vino impresionante, genuino y largo, ya no solo en boca sino en recuerdo. Os dejo las sensaciones que a Edu produjo y después seguimos:

Vino de aspecto limpio y brillante, color a oro viejo intenso, de lágrima fina y abundante con una caída lenta.

En nariz ofrece aromas netos, limpios. Primara impresión de cuero nuevo, paja y yodo. En segundo plano aparecen notas tostadas y rancias.

En boca la primera impresión es salada y seca con una acidez de agradable. Aromas yodados, cereales y almendras saladas. Post gusto largo, salino y con un final amargo muy agradable.

Como veis es un vino complejo, ofrece unas notas singulares, a las ya dadas por Edu yo aportaría flores blancas, aceitunadas y sobre todo muy untuoso, untuosidad que provoca una eternización en boca. Me acuerdo que mientras lo probaba Edu,  iba y venía de mesa en mesa del local y de vez en cuando soltaba:

Joder, que largo es esto…

Mi suegro y mujer que vinieron a gozar de las bondades de su local, nos miraba con gesto contrariado y con cara de no entendernos mucho. Esos es así, a veces te sientes un bicho raro pero el goce que producen estos vinos, deberían ser Vox Populi!


Espero hayáis disfrutado de la cata de Edu y espero disfrutéis aun mas de su compañía un día en su local. Mientras tanto os saludo y hasta la próxima cata!