viernes, 10 de abril de 2015

CLOT D'ENCIS 2014

Nombre: CLOT D’ENCIS
Añada: 2014
Denominación de Origen: TERRA ALTA

Uva: Garnacha negra  
Precio aprox.: 6€ en Bodegas Mallorquí


Entró la primavera y con ella los primeros indicios de calor. No tan sólo lo notamos en el cambio de ropa, también lo notamos en el ambiente. El polen empieza a invadir nuestras fosas, las primeras flores abren. De entre ellas los cerezos y almendros, sin olvidar mis queridos jazmines. Época más calurosa, floral y alegre. Época en la que empiezo a descorchar los primeros blancos.

En esas estamos hoy, el primer blanco del año. Como no viene de una de mis DO favoritas, porque será?

Nos movemos hasta tarraconenses tierras, precisamente a Terra Alta. Con un vino poco común, un Blanc de Noirs o lo que llamaríamos un blanco de tinto. Y algunos os preguntareis, que es eso? Fácil, un vino blanco a hecho a partir de uvas tintas. Esto es posible gracias a que, todas las uvas tintas exceptuando un par (garnacha tintorera) son blancas por dentro. El hollejo o piel, es la que en la fermentación y por contacto da el color al vino. De ahí, que si extraemos la piel de la ecuación, podemos hacer un vino blanco de variedad tinta. El poco común que os comentaba antes, viene por que siendo una practica habitual en Francia, es poco extendida o dada en nuestro país.

El vino en cuestión es Clot d’Encis, blanco de garnacha tinta (mola decirlo, eh?) de la Agrícola Sant Josep. Cooperativa situada en Bot, en las tierras del Ebro. En las 550 hectáreas, el 60% están plantadas con Garnacha blanca y negra. De ahí nacen sus vinos como Clot d’encis negro y blanco, Llagrimes de tardor blanco, crianza y reserva, sus dulces y la mistela. Una gama encantadora y llena de calidad. La muestra esta en este blanco, trabajo, tradición e innovación se dan en esta cooperativa.

Pasamos a lo que puede aportar este vino, que es realmente lo importante.

En copa muestra un color inusitado, un perlado translucido de irisaciones rosadas. Es como mirar una perla transparente, brillante y nítida.
Cuando lo acercas a tu nariz, es la bomba. Ofrece fruta blanca, manzana pera, uva. Trae de hueso, melocotones y albaricoques y acaba en las rojas, fresones y fresas, maduros, carnosas. Todo tiene un fondo almibarado, sin caer en el dulzón. Las notas herbáceas acompañan, los hinojos marcan el paso.
Paso por boca ágil, refrescante y alegre. Fruta de hueso con algo de tropical, más herbáceo que en nariz, sobre todo en anisados. De buena estructura, larga acidez, dejando un trago medio/largo. Un vino fácil, alegre, fresco y con una cierta complejidad.

Me alegra este descubrimiento, es un vino que en casa ha encantado. Lo tenemos desde ya, como fijo. Marida muy bien con todo tipo de comidas de esta época. Un vino apetecible y disfrutable, y eso lo se:


Porque yo, ya lo he hecho!