domingo, 23 de marzo de 2014

CASTILLO DEL ROCÍO 2012

Nombre: CASTILLO DEL ROCIO

Añada: 2012

Denominación de Origen: CARIÑENA


Uva: 100% Garnacha
Productor: Vinnico Export
Precio aprox.: 5,50€ en Enterwine

Curiosa historia me trae este recién conocido vino, la historia de los creadores de esta bodega y vinos. Para hablar de la bodega tenemos que hablar de Nicholas Hammeken un danés, que después de acabar los estudios de maestro bodeguero en Dinamarca, empezó a  producir vinos en Alemania, Francia y España. Muy interesado en el sureste del país, dirigió sus esfuerzos hacia Murcia, con un concepto muy claro, elaborar vinos modernos de mayor extracción frutal y frescos.

La llegada de David Tofterup  otro danés que desde los 15 años ha vivido en la costa del sol, lo que le despierta una pasión por la gastronomía y vinos españoles muy temprana. Con los años se ha consolidado como un gran enólogo, muy inquieto ya que ha elaborado vinos por medio mundo y en 2011 se unió a Vinnico Export para crear varias de las colecciones. Hoy en día cuentan con dos enólogos más que lo ayudan en la búsqueda de vinos por el país, con la consiguiente llegada a Aragón y la creación del vino que hoy tenemos.

Ahí es nada, dos daneses enamorados de nuestro país y dedicados en cuerpo y alma, a la exportación de nuestros vinos por medio mundo.

Bueno pues he aquí Castillo del Rocío, un vino joven de Garnacha con un paso simbólico por barrica de cuatro meses. Si, seguimos garnacheando y si, voy a retirarme un poquillo de ellas durante las siguientes fichas, como mucho en coupages. Pero era de imperiosa necesidad hablar de este vino, su RCP es muy buena, además es mi primer Cariñena del blog (ya tocaba no?) pasamos pues a relatar la experiencia que aporta el susodicho:

En copa ofrece un color rojo picota de capa alta, con unos reflejos violáceos muy bonitos. El menisco es glicérico y su paso deja unas lágrimas uniformadas y rápidas.

Gran expresión frutal, es lo que buscan y los ofrece bien la nariz. Arandanos, ciruelas, cerezas, zarzamoras bien maduritas, altamente especiado y balsámico. Muy potente.

Una boca expresiva y elegante lo define, con un paso de frutos rojos y negros, cerezas guindas, fresas, deje de especias exóticas. La acidez esta equilibrada, el tanino bien integrado, el trago se alarga y el retro con notas de madera y cacaos.

Buena experiencia, grata adquisición, es un vino con una gran extracción frutal sin traicionar al varietal, es mas, creo que esa búsqueda provoca una mayor potencia en los especiados, la madera es casi imperceptible tan solo vía retro y el tanino esta suavecito e integrado, como a mi me gusta en estos vinos jóvenes. Por todas estas cosas y su precio, lo sitúa en una muy buena RCP, pero también es el vino ideal para empezar a entender las garnachas que tan bien se están haciendo en este país.

Ah! No os lo he dicho, que este vino ganó una Grand Gold Medal en el concurso de Grenaches du Monde en Perpignan, y eso a mi me da igual, ya saben; para ganar un concurso, otros no deben presentarse. Pero como mola comerles terreno a unos convecinos que yo me se. ;D

Tan solo me queda decirles que los busquen, es difícil sino es vía Internet, pero merece mucho la pena ya que es un vino que os hará disfrutar, y como lo se?
Porque yo, ya lo he hecho!