miércoles, 5 de noviembre de 2014

PASIÓN DE BOBAL 2012

Nombre: PASIÓN DE BOBAL

Añada: 2012

Denominación de Origen: UTIEL-REQUENA


Uva: Bobal
Precio aprox.: 9,35€ en Enterwine

A Utiel-Requena que nos desplazamos hoy. Esta semana por tuiter, tuve una conversación que acabo hablando de la variedad Bobal. La verdad, para mi es una gran desconocida, no por no haber probado vinos de este varietal. Es más por el hecho de que de un tiempo a aquí, se empiezan a elaborar vinos que mejoran la rusticidad y astringencia de sus predecesores. Ya en el post de La Malkerida comentaba eso precisamente. Y es que el otro día me preguntaban sobre el vino de una bodega de la variedad Bobal, y supuse que como todo lo que hace esa bodega estaría bien. Pero no me aventure a decir mucho, ya que como conteste no he probado suficientes vinos de esta variedad, como para hacerme una idea de todo.

Así que ni corto ni perezoso (cuando se trata de vino menos aún) , hoy tenemos mono varietal de Bobal!! Pasión de Bobal 2012.

Pasión de Bobal 2012, es un vino tinto perteneciente a las Bodegas Sierra Norte. Bodega desconocida hasta hace bien poquito por mí, pero viendo sus vinos me han dado ganas de conocerla mejor. Por lo que he podido ver, es una bodega situada al noreste de Utiel-Requena con unos viñedos a 900m de altura, bajo el amparo de la montaña El Molón. Tres generaciones dedicadas al cultivo y cuidado de la vid, con el objetivo de cuidar el entorno bajo un cultivo ecológico. En cuanto a los vinos apuestan por la sinergia de variedades foráneas con autóctonas, pero no como más de uno se puede creer. Ojead los vinos antes y os daréis cuenta de lo que me refiero.

Joven tinto de Bobal al 100%, proveniente de unas cepas de más de 60 años. Se le hace una maceración pelicular y una fermentación alcohólica, para pasar después a hacer la malo láctica en barricas de roble de primer año y una posterior crianza de seis meses. Con esto consiguen una mayor extracción de aromas frutales y controlar la astringencia típica del varietal. Fenomenal, es lo que estos tipos de vinos necesitaban. Gente que se preocupe y los elabore como dios manda, o en su defecto el enólogo.
Vamos a ver que sensaciones puede aportar.

A la vista ofrece un rojo picota de capa alta, con un ribete violáceo que finaliza glicérico al borde. Leve teñido de copa al movimiento, dejando una lagrima de lenta caída y uniformada.

En nariz es generoso en frutos rojos y negros. Aparecen notas lácteas y florales con recuerdos a lilas. Regaliz, mentolados y pimienta negra. Notas de caramelo de tofe y un final a tostados.

Boca golosa, repleta de fruta. Muy balsámico y fresco. Las notas de caramelo de juntan a las lácteas, dando un aporte cremoso. Torrefactos y tostados, se unen a un tanino marcado que aporta cuerpo. La acidez esta equilibrada. Cuerpo bien estructurado, que te lleva a un retro con recuerdos a golosina y fruta roja.

Un vino híper recomendable y que ira de perlas para empezar a entender este varietal. Junto a La Malkerida van marcando una pauta en lo que a la Bobal se refiere, igualmente si alguno de la zona o conocedor me recomienda otros, estaré encantado en escuchar/probar. Mientras seguiré mi búsqueda particular de este tipo de vinos y otros, para haceros disfrutar de ellos, porque yo:


Ya lo he hecho!